, ,

El sector agroalimentario se consolida como primera industria de la economía española

Informe Sectorial 2016 de CESCE

  • En 2015, el sector creció un 1,8%, alcanzando los 95.000 millones de euros de facturación
  • Representa un 22,3% del Valor Añadido Bruto total de las manufacturas españolas

Madrid, 28 de septiembre de 2016.― La industria de alimentación y bebidas (IAB) se consolida como la primera industria de la economía española, según el Informe Sectorial 2016 de CESCE. Con un crecimiento del 1,8% en 2015, supera los 94.935 millones de euros de facturación, dato que representa máximo histórico y más del 22,3% del Valor Añadido Bruto del total de las manufacturas españolas.

Los pilares de la buena evolución de la industria española de alimentación y bebidas son el aumento de los precios y la buena marcha de las exportaciones. En concreto, las exportaciones se elevaron un 6% en 2015, hasta alcanzar los 25.000 millones de euros. España exporta el 25% de lo que produce, frente al 20% de 2010.

Según el informe de CESCE, en 2015, la IAB se convirtió en el segundo sector exportador, arrebatando el puesto al sector químico. El 11,6% de las exportaciones industriales totales correspondieron a alimentación, bebidas y tabaco, por detrás de vehículos, con el 21,4%. El sector registra desde 2010 un superávit comercial creciente, consecuencia del fuerte impulso de la exportación y la moderación de las importaciones. El superávit creció desde 3.466 millones de euros en 2013 a los 10.721 millones de 2015. Este superávit contrasta con el déficit del total de bienes de la economía española, igual que en años anteriores.

El valor de las exportaciones alimentarias en 2015 alcanzó los 41.282 millones de euros –incluyendo productos hortofrutícolas (no transformados), que superaron los 17.000 millones–, lo que supone un crecimiento del 8,36%. El incremento de la facturación ha doblado el experimentado en 2014 (4,1%) y revela una tendencia alcista en los precios medios de lo que España vende en el exterior, dado que el incremento del volumen fue del 2,67%.

Las exportaciones de alimentación y bebidas, si incluimos productos no transformados (hortofrutícolas), alcanzaron los 40.496 millones de euros en 2015, frente a los 37.210 millones de euros en 2014, es decir, aumentaron un 8,8%. Con este incremento, España ha pasado del octavo al séptimo puesto mundial de países que más alimentos exportan.

 

 

Para CESCE, todos estos datos confirman la apuesta de la industria por los mercados exteriores, en los que ha ganado posiciones en casi todos. Así, en el conjunto de la UE, España ocupa el cuarto puesto en exportaciones por detrás de Holanda, Alemania y Francia.

Por productos, los mayores incrementos han venido de la mano de los productos hortofrutícolas y cárnicos. España es el segundo exportador mundial de productos hortofrutícolas, por detrás de Estados Unidos. En carne de porcino está entre los cuatro primeros exportadores mundiales y el segundo europeo por detrás de Alemania. Además es el primer productor y exportador mundial de aceite de oliva y aceitunas y el primer productor y exportador por volumen de vino (tercer exportador mundial en términos de valor).

La UE acapara el grueso de las exportaciones, el 70%, que van dirigidas principalmente a Francia, donde se vende sobre todo fruta, hortaliza, vino o porcino; a Italia, donde destacan las ventas de vino y aceite, y Portugal, carnes y vino. También han subido las exportaciones a Reino Unido y a Alemania, en especial de frutas y hortalizas.

No obstante, los incrementos más importantes se han dado en China, con un crecimiento cercano al 60%, México (+33%), India (+122%), Colombia (+42,18%) y Cuba (+42,18%).

Estados Unidos continua siendo para el sector el principal destino exportador fuera de la UE, al alcanzar un valor cercano a los 1.484 millones de euros el pasado año (+15%), siendo los principales productos exportados aceite de oliva, vino y aceitunas.

1416 comentarios

Los comentarios están desactivados.