Salir al exterior, “la mejor alternativa para las empresas españolas”

Libre Mercado – CESCE ofrece soluciones a la gestión del riesgo comercial durante todos las fases del negocio de la empresa y contribuye a su internacionalización.

CESCE nace en 1970 con el objetivo de gestionar el seguro de crédito a la exportación por cuenta del Estado. Desde entonces, ha servido de herramienta de apoyo oficial a la internacionalización de la empresa española para posibilitar su expansión comercial e inversora.

En el año 1991 esta compañía desarrolla una actividad de seguro de crédito y caución por cuenta propia, que abarca el seguro de crédito interior, de exportación a corto plazo y la emisión de cauciones o fianzas.

Un año después complementa esta actividad con la creación de Informa, con la función de información comercial y financiera de empresas. Será en el año 1999 cuando CESCE inicia su andadura internacional y hoy, cuenta con una amplia presencia en Latinoamérica y con sucursales en Portugal y Francia.

Luis Antonio Ibáñez, director del área de operaciones por cuenta propia de CESCE, analiza, en una entrevista a Libre Mercado el recorrido de esta compañía con más de 40 años de historia. Ibáñez es licenciado en Derecho y Ciencias Económicas por ICADE, fue consultor de Riesgo Político en Export Control y director de Cuentas en Contact Group antes de llegar a CESCE.

¿En qué consiste la actividad de CESCE?

En lo que atañe a su negocio por cuenta propia, la actividad de CESCE consiste en ofrecer soluciones a la gestión del riesgo comercial durante todas las fases del negocio de la empresa, así como ayudar a las compañías en sus procesos de internacionalización y obtención de liquidez.

En 2008, en plena crisis económica, CESCE realiza su principal transformación ¿cómo fue?

Pasamos de ser una aseguradora tradicional de riesgos de crédito a una compañía que ofrece soluciones integrales a las empresas para gestionar el crédito comercial. Hemos lanzado al mercado soluciones como CESCE Master Oro y el Fondo Apoyo a Empresas, que es un canal alternativo de financiación no bancaria para las empresas.

La adaptación al nuevo entorno nos ha permitido incrementar cuota de mercado, mantener la rentabilidad, incrementar la solvencia y mejorar cada vez más el servicio que ofrecemos.

¿Con qué países trabajáis?

En todos los países en los que nuestros clientes (españoles, portugueses y latinoamericanos) exportan o en los que tiene presencia. Tenemos fuentes de información sobre empresas en todo el mundo y podemos acompañar a los clientes para ayudarles a valorar el riesgo de crédito, a tomar decisiones y asegurarles sus ventas a crédito si lo desean.

¿Cuáles son los países más morosos y en qué situación están las empresas españolas?

Los países donde la tasa de morosidad de las empresas es más alta son los países europeos del sur. En España, la morosidad es alta, se encuentra en los niveles del advenimiento de la crisis; aunque nuestra previsión es que se reducirá progresivamente en los próximos meses. Hoy en día nos preocupan en España las empresas medianas, de sectores fuertemente afectados por la crisis que están pasando por dificultades por consolidar sus ejercicios de reestructuración de deuda. En este tipo de empresas estamos teniendo sorpresas desagradables.

¿Y Latinoamérica? ¿Dónde hay mejores oportunidades de inversión¿ ¿Qué mercados son menos recomendables?

En Latinoamérica, por el contrario, los niveles de morosidad son bajos y las oportunidades de hacer negocios, muy altas. No se puede hablar del continente como un todo, pero algunos países constituyen hoy el polo de atracción para las empresas españolas: Perú, Colombia, Chile y México especialmente. No es extraño, pues se trata de economías sanas con tasas de crecimiento considerables y grandes oportunidades.

Lógicamente, hay otros países donde el clima para hacer negocios no es igual de favorable hoy en día, por diversas circunstancias, me refiero a Venezuela, Argentina e incluso Brasil.

¿Cuál es el perfil de vuestros clientes? ¿Cómo les ha afectado la crisis?

El perfil de nuestros clientes es muy variado. Contamos con una cartera que incluye desde las empresas muy grandes y transnacionales hasta las pymes.

Las exportaciones marcaron un récord histórico en 2012, salir al exterior ¿la única opción?

Creo que es la mejor alternativa. La internacionalización se ha convertido en una gran oportunidad para que las empresas puedan mantenerse e incluso crecer a pesar de la contracción del mercado nacional. Naturalmente, por la afinidad cultural e idiomática, muchas empresas han dirigido sus miradas a Latinoamérica.

¿En qué consiste el Fondo de Apoyo a Empresas?

El Fondo Apoyo a Empresas es un nuevo canal de financiación no bancario que facilita a las compañías la obtención de liquidez de forma ágil y segura, a un tipo de interés muy competitivo: el 4,7% anual. La financiación se obtiene descontando facturas con el Fondo, ya sea de ventas nacionales o de exportación, siempre que las facturas estén aseguradas por CESCE. Es financiación “sin recurso”, o sea que no consta la deuda en el balance de nuestro cliente, porque vende sus facturas aseguradas al Fondo.

El Fondo Apoyo a Empresas de CESCE, al ser un canal de financiación no bancario, no consume las líneas bancarias ni a parece en el registro de tales líneas (CIRBE) ni para el cliente ni para el deudor de la factura. Hemos conseguido agrupar inversores que están dispuestos a poner su dinero en un fondo que compra facturas aseguradas por CESCE.

¿Cuántas solicitudes habéis recibido?

Aunque hemos lazado esta opción hace muy poco contamos ya con más de 150 clientes que están empezando a descontar sus facturas con el Fondo Apoyo a Empresas y otras 130 que están en fase de firma del contrato. Estamos contentos porque estamos observando, como preveíamos, un fuerte interés de nuestros clientes por este servicio.