,

Las exportaciones españolas de componentes de automoción alcanzaron en 2018 una cifra récord de más de 21.400 millones de euros

 

  • En España, noveno fabricante mundial de coches, el sector de la automoción supone casi el 10% del PIB, con 100.000 millones de euros de facturación

 

  • El nivel de exportación de vehículos made in Spain se sitúa por encima del 80%

 

  • Los expertos estiman que en 2040 un 30% de los vehículos de todo el mundo serán eléctricos, un sector que aumentó sus ventas un 74% en 2018

 

Madrid, 30 de septiembre de 2019.- Según el Informe sectorial de la economía española 2019, elaborado por la Unidad de Riesgos de CESCE (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación), las exportaciones españolas de componentes de automoción alcanzaron en 2018 una cifra récord, superando los 21.400 millones de euros. Según Anfac, la producción de vehículos en España en el primer trimestre de 2019 se cerró con 756.823 unidades fabricadas.

En España, el sector automoción supone casi el 10% del PIB y nuestro país ocupa la novena posición en el ranking mundial de producción de vehículos. El sector registra en España los 100.000 millones de euros de facturación y un nivel de exportación de vehículos made in Spain que se sitúa por encima del 80%, según el informe de CESCE.

En España tienen sede 17 plantas de fabricantes de vehículos (incluidas las de fabricación de motores y cajas de cambios), 13 de las cuales se dedican exclusivamente a ensamblar vehículos a escala mundial. En estas fábricas se producen 44 modelos, de los que 20 son en exclusiva mundial y permiten emplear a un total de 300.000 puestos directos y más de dos millones de empleos indirectos.

A nivel europeo, la industria del automóvil ocupa a 12,2 millones de personas entre empleos directos e indirectos: casi 6 de cada 100 trabajadores europeos se dedican al sector de la automoción.

 

 

El futuro es eléctrico

Según el informe de CESCE, los expertos estiman que en 2040 dominarán los vehículos eléctricos a nivel mundial, con una cuota del 30%. Les siguen los híbridos, con un 25%, y los de pila de combustible, con un 23%, empatados con los propulsores de combustión interna.

Los coches eléctricos cerraron 2018 con unas ventas de 1,26 millones de unidades, lo que supone un aumento del 74% respecto al año anterior. Estas cifras tienen su origen en la gran demanda que existe actualmente en China –que ya es líder en matriculaciones de este tipo de vehículos con 79.000 unidades matriculadas–, la crisis del diésel en Europa y la llegada al mercado mundial del Tesla Model 3.