, ,

La Línea CESCE COVID19 se amplía a las empresas cotizadas

  • Podrán ser beneficiarias de hasta un máximo del 35% del importe de la línea de cobertura extraordinaria

 

Madrid, 3 de julio de 2020.- Las empresas cotizadas también podrán acceder a la Línea extraordinaria de cobertura de crédito de circulante CESCE COVID19, que cuenta con una dotación de 2.000 millones de euros. Así se ha aprobado en el Consejo de Ministros extraordinario celebrado hoy, una ampliación que forma parte del paquete de medidas del Gobierno destinadas a paliar los efectos de la pandemia en el sector del comercio.

La Línea CESCE COVID19, gestionada a través de la aseguradora CESCE, se puso en marcha el pasado mes de abril en el marco del Real Decreto-Ley 8/2020, se articuló en dos tramos de 1.000 millones cada uno y estaba destinada inicialmente a empresas internacionalizadas, pymes y no cotizadas. A partir de hoy, la Línea incluye también en su ámbito de cobertura a las empresas internacionalizadas cotizadas, aunque éstas sólo podrán ser beneficiarias de hasta un máximo del 35% del importe de la línea.

Hasta la fecha, la Línea CESCE COVID19, que el pasado mes de junio activó su segundo tramo de 1.000 millones de euros, ha registrado ya más de 630 operaciones y ha movilizado créditos bancarios por valor de más de 1.000 millones de euros. Este instrumento está orientado a atender necesidades financieras, internacionales y nacionales, como el suministro de bienes, la prestación de servicios o cualquier otra que requieran las empresas españolas internacionalizadas.

Las coberturas están destinadas a empresas cuya facturación internacional represente, al menos, un tercio (33%) de su cifra de negocio. También, a los exportadores regulares, es decir, aquellas empresas que hayan exportado durante los últimos cuatro años, de forma ininterrumpida, independientemente de su facturación internacional. Quedan excluidas las empresas que tengan deudas con la Administración Pública, las que estén sujetas a un procedimiento concursal o pre-concursal y las empresas en situación de crisis o morosidad a 31 de diciembre de 2019.