,

El crecimiento de la moda española se encoge

 

  • La industria textil se desacelera, según el Informe sectorial de la economía española 2019 elaborado por la Unidad de Riesgos de CESCE

 

  • Las ventas de moda a través de la web suponen ya el 7,4% de la facturación del sector

 

  • En España, el gasto per cápita en ropa y calzado fue de 565,7 euros en 2018

 

  • La moda española, liderada por Inditex, aporta el 8,8% al total de las exportaciones y el 5,1% al PIB de la industria en España

 

Madrid, 11 de septiembre de 2019.– España se mantiene como uno de los principales jugadores del sector textil a nivel global. Por exportaciones, nuestro país ocupa el quinto lugar en Europa y la industria de la moda tiene un peso del 2,9% en el PIB nacional, con el 4,3% del empleo. Así lo revela el reciente Informe sectorial de la economía española 2019 elaborado por CESCE (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación), a partir de datos de organismos oficiales (INE y ministerios) y de casi un centenar de entidades empresariales y financieras. Actualmente, la moda aporta el 8,8% a las exportaciones españolas pero, sin embargo, su crecimiento se está frenando.

En 2018 se observa una desaceleración de la producción y de las ventas de la industria textil y de la confección, en un contexto de fuerte competencia internacional y cambios de hábitos de los consumidores, con una fuerte polarización de las marcas y donde las ventas de moda a través de la web suponen ya el 7,4% de la facturación del sector. El mercado se enfrenta al reto de adaptarse a las exigencias de la economía circular.

En 2018, el número de ocupados en la industria del textil, la confección y el calzado fue de 157.500 personas (-11,4%). Se trata del primer año que el empleo cierra en negativo desde 2013, según datos de la Encuesta de Población Activa (EPA), elaborada por el Instituto Nacional de Estadística (INE). El sector aporta el 13,2% al PIB del comercio y el 5,1% al PIB de la industria en España. El sector representa el 4,3% del empleo nacional, el 18,9% en el comercio y el 8,1% en la industria. Además, en enero de 2018, los sectores textiles, confección, cuero y calzado sumaban 20.269 empresas.

En la industria textil el valor de la producción ha crecido un 0,8%, hasta los 5.900 millones de euros. En la industria de la confección la producción ha disminuido un 0,2%, hasta los 4.735 millones de euros. En 2018, las ventas del comercio textil han disminuido un 2,27%, hasta los 17.686 millones de euros. Las cadenas especializadas son las que mayor crecimiento en facturación han experimentado, lo que les permite concentrar el 33,9% del valor total.

Los outlets continúan reforzando su presencia en España a través de nuevas aperturas y reformas de los ya existentes, alcanzando una cuota del 15,1%. Las ventas de moda a través de la red representaron el 7,4% de la facturación del sector. El Observatorio Sectorial DBK prevé un aumento de la producción de la industria textil en torno al 1%, mientras que en la confección pronostica un descenso del 1,5% y un aumento de la facturación del comercio minorista en torno al 1,1%. Las cadenas especializadas continuarán ganando cuota, destacando el fuerte incremento esperado de sus ventas a través de internet.

En España, según el informe de CESCE que recoge datos de El sector textil en 2018 de EAE Business School, la media de gasto per cápita en ropa en 2018 fue de 429,3 euros. Si se añade el calzado, el gasto aumenta a 565,7 euros per cápita.

Cataluña, líder en negocio y Comunidad Valenciana, a la cabeza en número de empresas textiles

La Comunidad Valenciana es la más importante por la gran concentración de empresas de la industria del calzado, especialmente en Elche, Elda y Petrer. Operan 4.963 empresas, un aumento del 1,7% tras dos años de descensos, y de ellas, el 52,1% corresponde a cuero y calzado, el 29,1% a la industria textil y el resto a confección.

Cataluña sigue siendo la cuna de la industria textil en España, es la primera comunidad autónoma con mayor cifra de negocio y la segunda por número de empresas después de la Comunidad Valenciana, a pesar de que la deslocalización le ha afectado considerablemente. En ella operan 4.465 empresas, el 54,8% de las cuales se dedican a la confección, el 40,3% a la industria textil y el resto al cuero y calzado. En Cataluña se ubican, además, las plataformas logísticas del Grupo Inditex para Massimo Dutti, Bershka, Oysho y Stradivarius.

Galicia continúa dominada por la industria de la confección ya que, si bien en total operan 1.253 empresas, el 62,3% corresponden a este ramo, el 33,9% a la industria textil y el resto es cuero y calzado. Cabe destacar que se mantiene como la comunidad más importante por número de trabajadores. Sus ventas al exterior han crecido por tercer ejercicio consecutivo a doble dígito y, además de tener su sede el Grupo Inditex, también se encuentran allí ubicadas sus plataformas logísticas para Zara y Pull&Bear.

Andalucía cuenta con más empresas que Galicia dedicadas a la industria de la moda pero no alcanza su número de ocupados en el sector. Cuenta con 2.319 empresas, de las cuales el 51,2% son de confección, el 32,6% están dedicadas a la industria textil y el resto a cuero y calzado.

Gracias al Grupo Inditex, con marcas como Zara, España no solo ha revolucionado muchos de los paradigmas de este sector –desde la producción, la logística, la comercialización y la venta online–, sino que ha contribuido a convertir la moda low cost en tendencia. Es promotora del concepto de “lujo accesible” que tiene a grandes figuras públicas como ejemplo y referencia.