,

CESCE presenta su Informe Sectorial de la Economía Española 2019

CESCE estima un crecimiento del PIB español del 2,2% en 2019 y prevé un escenario de desaceleración global

 

  • El Informe sectorial de la economía española 2019, elaborado por la Unidad de Riesgos de CESCE, indica que la economía española crece este año un punto por encima de la media europea

 

  • Tras cinco años consecutivos de expansión, los expertos pronostican un ciclo débil y sitúan en perspectiva positiva a sectores como el hortofrutícola, porcino, artes gráficas y energías renovables y, en negativa, al sector cerámico, la industria automovilística y el sector naval

 

  • El sector cárnico ocupa el primer lugar en la industria alimentaria española, la construcción sigue creciendo y España se mantiene como líder mundial en aceite de oliva y energía solar térmica

 

  • El documento recoge datos de organismos oficiales y de un centenar de entidades empresariales y financieras, que reflejan un crecimiento mundial de entre el 3,3% (FMI) y el 2,6% (OMC) en 2019

 

Madrid, 6 de septiembre 2019.- El PIB en España crece un 2,2% en 2019, un punto porcentual por encima de la media prevista para la eurozona, que se sitúa en el 1,3%, según el Informe sectorial de la economía española 2019 elaborado por CESCE (Compañía Española de Seguros de Crédito a la Exportación) a partir de datos de organismos oficiales (INE y ministerios) y de casi un centenar de entidades empresariales, económicas y financieras. Según el informe de CESCE, España mantiene, por el momento, el superávit por cuenta corriente y la previsión de crecimiento para 2020 será del 1,9%, en un contexto de desaceleración global.

El informe, elaborado por expertos de la Unidad de Riesgos de CESCE, destaca, además, que la economía española cerró el ejercicio 2018 con un crecimiento del 2,6%, lo que supone el quinto año consecutivo en expansión, y pronostica que a medio plazo se va a mantener la tendencia expansiva aunque con moderación y con cifras de crecimiento a la baja.

Perspectivas por sectores

Por sectores, el informe sitúa en perspectiva positiva a las energías renovables, la industria del pellet, el sector hortofrutícola, sector porcino, aceite, vino, papel y cartón, artes gráficas y fabricación de material eléctrico. El sector textil y del mueble presentan una tendencia neutra mientras que la siderurgia, la hostelería, la restauración, el catering, la construcción, el textil, el calzado, la industria naval, la obra civil, la industria automovilística y el sector cerámico se sitúan en perspectiva negativa.

El sector cárnico ocupó el primer lugar en la industria alimentaria española en 2018, con 26.207 millones de euros de ventas (+9,2%). Además, ha registrado una consolidación del crecimiento de las exportaciones, con unos resultados extraordinarios, en Japón, China y Corea del Sur. La construcción sigue creciendo (+8,4% en 2018) y España se mantiene como líder mundial en producción de aceite de oliva (50% de la producción mundial) y en energía solar térmica (50 centrales). Además, es el primer productor hortofrutícola ecológico de la UE.

Electrónica, automóviles y alimentos lideran la caída de los intercambios comerciales a nivel mundial

A nivel mundial, se prevé un crecimiento inferior a lo esperado como consecuencia de las tensiones comerciales entre Estados Unidos y China y las políticas proteccionistas. Entre los sectores donde más se está notando el descenso de los intercambios comerciales, el informe destaca la alimentación, los automóviles y los productos electrónicos.

Las estimaciones de crecimiento mundial para 2019, según los datos facilitados por CESCE, oscilan entre el 3,3% del Fondo Monetario Internacional y el 2,6% de la Organización Mundial de Comercio. El informe de la seguradora señala que nos encontramos en una fase de “meseta del ciclo económico” y asegura que es previsible que el crecimiento global se mantenga débil pero relativamente estable o con una ligera tendencia a la baja. El documento destaca también que el comercio internacional se va a desacelerar y las previsiones correspondientes a los mercados europeos dibujan un escenario de expansión pero muy débil.

Consulte aquí el Informe completo.