, ,

CESCE dice NO a la violencia de género

  • La aseguradora ha colaborado con la Fundación Adecco para la elaboración del séptimo informe Un Empleo contra la Violencia
  • El documento recoge datos del Consejo General del Poder Judicial y de una encuesta a 160 mujeres víctimas de la violencia de género

 

Madrid, 25 de noviembre de 2019.- La compañía CESCE ha colaborado con la Fundación Adecco en la elaboración del séptimo informe Un Empleo contra la Violencia. El documento recoge datos de una encuesta a 160 mujeres víctimas de la violencia de género, además de datos del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), y pretende analizar y denunciar la situación de vulnerabilidad que sufren muchas mujeres al estar desempleadas. El documento también subraya cómo el empleo puede ser una buena herramienta para combatir la desprotección en la que se encuentran muchas mujeres.

CESCE es una empresa cuya plantilla es mayoritariamente femenina. Según el Presidente ejecutivo de CESCE, Fernando Salazar, la compañía mantiene un rechazo absoluto de la violencia en cualquiera de sus formas y recuerda que CESCE “trabaja activamente por la igualdad entre hombres y mujeres, cuidando de que no exista discriminación en ninguno de los ámbitos de actuación de la compañía y luchando contra la violencia de género con medidas contra el acoso y a favor de las mujeres afectadas”. En palabras de Salazar, el documento es “un paso adelante que debe servir para inspirar a las mujeres, para que sigan luchando por lograr empleos dignos y aumentar su autoestima como personas y profesionales”.

 Conclusiones del informe

1.- La violencia de género está considerada una manifestación extrema de desigualdad entre mujeres y hombres que plasma la discriminación estructural hacia la mujer de nuestra sociedad.

2.- El género no es biológico sino una construcción social que hace referencia a los papeles, comportamientos, actividades y atributos que la sociedad considera apropiados para los hombres y las mujeres.

3.- En 2018, los juzgados españoles recibieron un total de 166.961 denuncias por violencia de género, la cifra más alta desde que el Consejo General del Poder Judicial contabiliza los datos. Lo que se traduce, en el último año, en un aumento del 0,4% (el aumento más bajo de los últimos años) y un 34% más de denuncias en los últimos 5 años.

4.- A pesar del aumento de las denuncias, todavía son muchos los frenos que impiden que las mujeres den un paso y denuncien. Entre ellos destacan: miedo a la reacción del agresor, precaria situación económica, vergüenza de reconocer lo tolerado, esperanza de que el agresor cambie, maternidad, inseguridad jurídica, miedo a perjudicar al agresor, etc.

5.- Cada vez hay menos silencio en nuestra sociedad y unas medidas más personalizadas para ayudar a estas mujeres. Es en estas barreras todavía presentes donde un empleo puede incidir y marcar la diferencia.

6.- No existe un perfil sociodemográfico de mujer víctima pues, como hemos mencionado anteriormente, se trata de un problema social que se da por igual en todos los estratos económicos y socioculturales.

7.- El 71,4% de las mujeres víctimas encuestadas destaca que estar en situación de desempleo genera inseguridad ante la violencia de género.

8.- 6 de cada 10 mujeres víctimas cree que de haber tenido un puesto de trabajo en el momento en que se produjo la situación de violencia, todo habría sido diferente.

9.- Casi la mitad de las mujeres víctimas encuestadas, el 48,6%, desconoce sus derechos laborales como mujeres víctimas de violencia de género, un conocimiento que debe ser básico para garantizar su protección integral.

10.- El empleo se alza como la mejor herramienta para proporcionar a las mujeres víctimas de violencia de género la oportunidad de volver a ser libres y sentirse realizadas. De este modo, el empleo empodera transversalmente a las mujeres, incrementando su autonomía, independencia y autoestima, generando un círculo social saludable -alejada de relaciones tóxicas- y, por encima de todo, el empleo permite poder mirar al futuro con optimismo evitando caer de nuevo en una situación de violencia de género.

11.- Para garantizar una sociedad libre de violencias, la verdadera solución -en la que todos debemos involucrarnos- es una firme apuesta por la educación en igualdad donde se apoye la dignidad de las personas por encima de todo, hablemos de hombres o mujeres.

Hacemos Valor Responsable: http://rsc.cesce.es/